dilluns, 17 de maig de 2010

Hoy he vuelto a no entenderte. No se donde estás, pero créeme si te digo que no me gustaría estar allí... se, por tu mirada, que es un lugar frío y oscuro...

Hoy he vuelto a tener ganas de salir corriendo de tu lado, pero me he quedado allí, mirándote desde la almohada, intentando entender algo... aunque,realmente, estaba paralizada. Y no, no te entiedo.

Hoy me he vuelto a dar cuenta de que, a pesar de que no queramos alejarnos, a pesar de que nos de miedo la distancia..... tú hace ya bastante que te fuiste,... y yo... yo sigo esperando -como una idiota- a que en algún momento regreses.

Hoy te escribo desde mi faro..... y recuerdo cómo, a principios de este año, tu me escribías desde el tuyo.... diciéndome que era el ser más maravilloso que habías conocido... y escribías mi nombre en la arena.... bien grande, para que yo lo viera y no dudara de que no dejabas ni un instante de pensar en mi.

Hoy, repito, no se dónde estás. Y me duele estar a tu lado, me duele sonreir intentando hacerte creer que no pasa nada, que soy fuerte.... que algún día volverás a escribirme desde tu faro... pero se que no es verdad.

2 comentaris:

  1. Primera parada...dura la distancia y el abrazo frío que deja ese vacío de alguien que estuvo algún día a tu lado...
    mucha fuerza!
    Un placer el paseo.
    Besote

    ResponElimina
  2. Exacto, LlunA, primera parada.
    Frío extraño, desconcierto... desorientación. Pero lo importante es saber que, pase lo que pase, nos tenemos a nosotros mismos...
    Realmente deseo olvidarle... el problema es que él no me deja... y yo sigo enganchada a esos pequeños destellos que me deja en su camino...
    En fin....
    Gracias por tu comentario! y por la fuerza que me envías.

    ResponElimina